ABP: Ventajas y muros a derribar

Como nos pide nuestro querido Fernando Trujillo para la realización de esta primera tarea del MOOC ABP, por una parte voy a intentar trazar e hilar una serie de argumentos an favor de este tipo de metodología educativa (ABP)  versus la instrucción transmitiva tradicional imperante en el ámbito educativo y, por otra parte señalar las barreras o dificultades a las que nos enfrentamos en su implementación. No pretendo ser exhaustivo ni agotar todas la líneas de análisis (no sea que después de diseccionar a la “criatura” en tantas partes que a ver quien es el bonito que se atreve después a recomponerla), labor imposible por otra parte. Tan solo pretendo señalar aquellos elementos, que en base a mi modesto conocimiento –soy un neófito en la materia-, considero más relevantes. El punto de partida de esta entrada de mi artículo será encuadrar y definir el objeto de estudio o, en otras palabras, de qué estamos hablando:


ABP1 2 no ABP  

 

.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


 

 

 

             Aprendizaje Basado en Proyectos Vs. Enseñanza Directa

Para introducirnos en el tema. Si una imágen vale más que 1000 palabras ¿cuánto valdrá un vídeo?


 

  • APB por Fernado Trujillo.

  • Enseñanza Tradicional.


 

Beneficios del ABP

Numerosos estudios empíricos demuestran la eficacia y los beneficios que aporta

Chase your dreams

Ignacio Palomo Duarte. Chase your dreams http://goo.gl/YynEkK

esta experiencia instruccional (Willard y Duffrin (2003); Martínez et al. (2007), en José Sanchez; BIE ): aumento de la motivación y por ende del esfuerzo, mayor desarrollo de las habilidades y procesos cognitivos, mejoramiento de las destrezas interpersonales, mayor salud mental, desarrollo de las habilidades de de razonamiento crítico, autonomía y resolución de problemas, entre otros muchosmás aspectos. Todas estas habilidades son imprescindibles para manejarnos en la sociedad de la información y conocimiento caracterizada por su rapidez y continuos cambios. No podemos seguir instruyendo a nuestros alumnos sólamente en base a hechos que consideramos certeros (o probados en el contexto sociocultural de este tiempo, pero que puede ser que “mañana” dejen de serlo debido a nuevos descubrimientos científicos) para un futuro incierto y desconocido. Debemos intentar capacitarlos para que sean capaces de enfrentarse a ese reto desconocido de manera creativa, crítica, ética y feliz que les espera en la vuelta de la esquina.

 

Obstáculos al APB

 Uno de los principales obstáculos que percibo es el peso de la tradición. Tantos y tantísimos sistemas educativos siguen anclados en unos paradigmas educativos instruccionales basados en la exposición y transmisión de concocimientos directos. Los estudiantes, entre los que me considero yo mismo –soy fruto de este tipo de enseñanza-, han sido entrenados sistemáticamente y a lo largo de su trayectoria educacional bajo el amparo de este método. Cambiar esta, llamémosla “rutina aprehendida”, no es tarea simple, ya que requiere de un proceso de desaprender, transformar y adaptarse. Y sabemos el tremendo poder gravitacional que ejerce el peso de la tradición. Otro aspecto delicado es el sempiterno y cuestionadísimo sistema evaluativo, pero en bastantes casos inomovible. Me refiero a este aspecto por el efecto directo que tiene tanto en la manera de enseñar-aprender como en lo qué enseñamos/aprendemos. Nuestros currículos, sílabos y programas vienen determinados o van encaminados a este fin. Pruebas de acceso a la universidad, exámenes basados en elementos discretos y objetivos –tan objetivos que no dejancabida a la creatividad, ni atienden a factores emocionales y psicoafectivos, aspectos éstos íntimamente ligados al desarrollo cognitivo de acualquier individuo- (véanse las pruebas de selección múltiple o relleno de huecos). Un ejemplo palapable lo vivo

Carolyn. Colorful paintings on the Berlin Wall in 2002 .https://www.flickr.com/photos/carolynconner/4323614449/

Carolyn. Colorful paintings on the Berlin Wall in 2002 . http://goo.gl/g5bfcR

cada día en el ambiente en que trabajo. Los informes PISA sitúan a Japón año tras año en los primeros puestos; un modelo a seguir y a imitar. No niego la evidencia, pero lo que no reflejan estos informes (parcialestodos sabemos que el laberinto de la inteligencia humana es mucho más complejo, multidemensional y divergente de lo que nos ofrece esta categorización) es el coste personal, social y psicológico que tienen que pagar los alumnos desde edades tempranas. En Japón, el examen a una universidad es uno de los acontecimientos más importantes que puede acontecer en cada persona, casi solo superado por el matrimonio. En este examen tan solo cuenta la nota obtenida en el mismo (los esfuerzos de etapas anteriores no sirven para nada). Y los ítem de los exámenes generalmente solo requieren marcar crucecitas y rellenar huecos. Eso sí, mandan un poderoso mensaje: tienes que ser el mejor, no hay cabida para todos. De esa nota, depende tu futuro: entrar en una universidad de prestigio,  luego con bastante probabilidad te asegurará un buen puesto de trabajo en una empresa de renombre. Si fallas, otro año de preparación o tentrás que entrar en una universidad de menor ranking (con el estigma social que puede suponer). Consecuencia de ello la veo todos los días: niños agotados de nueve años que regresan a casa en el metro después de volver de una escuela preparatoria (clases del colegio + clases de la academia), conductas antisociales, falta de habilidades interpersonales, etc. Sí, detrás de la sombra de los éxitos se esconden las miserias. Mi pregunta es:¿cómo integramos el ABP en este marco de enseñanza? Como bien indica Ken Robinson el sitema educativo actual no necesita de más parches para remendar algo que de lo desgastado que está no tiene solución. Necesita de una revolución y la sociedad del conocimiento nos brinda de las oportunidades, herramientas (nuevas tecnologías) mecanismos necesarios para producir este cambio paradigmático. Parafraseando (y tergiversando sus palabras) a Martin Luther King:

He tenido un sueño, y ese sueño es que un día en las escuelas se produzca una revolución; que se empiece a educar.

De lo que estoy seguro que muchísimos profesores se están dejando la piel, tiempo, cuerpo y alma todos los días en ello. Este curso es buen ejemplo de ello.

A ser felices 🙂


Referencias:

Bender, W. (2012). Project-Based Learning. Differentiating Instruction for the 21st Century, Ed. Corwin

José Sanchez: http://actualidadpedagogica.com/estudios_abp/


 

 

Anuncios

2 comentarios el “ABP: Ventajas y muros a derribar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s